¿Cuál es la verdadera ciencia? // Miguel Díez

Una vez que el árbol del conocimiento del bien y del mal es entronado en todo el mundo con el globalismo ególatra, la diosa ciencia se hace preferente en el olimpo satánico y es usada por el maligno para dominar a las multitudes humanas.

Ya desarraigadas de los principios y valores divinos judeocristianos conduciéndoles como borregos ignorantes vacunados, con la inmunidad espiritual de rebaño a los pesebres y apriscos satánicos económicos políticos y sociales convenientes a los planes del nuevo orden mundial.
Logrando que traguen carros y carretas comulguen con ruedas de molino creyendo que digieren verdades científicas, cuando comen venenos diabólicos. Leemos en 1ª Timoteo 6: 20 y 21

20 Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado, evitando las profanas pláticas sobre cosas vanas, y los argumentos de la falsamente llamada ciencia, 21 la cual profesando algunos, se desviaron de la fe. La gracia sea contigo. Amén.

Así aumenta el número de los desertores de la fe en Cristo, que viene acompañada a esa fe que viene acompañada de la verdadera ciencia que es su palabra divina, multiplicándose los adoradores de la falsamente ciencia.

Cuidado con los científicos falsos

Lo científico falsario, pues con Charles Darwin que Lucifer logró dar un salto cualitativo a su plan de engañar a toda la humanidad con su árbol envenenado del conocimiento del bien y del mal.
Al usar su orgullo profesional y ansia de gloria académica, este envanecido profesor pues presentó así la teoría de la evolución de los seres vivientes y de su origen.

Desplazando a la rotunda verdad del creacionismo divino haciendo tambalear espiritualmente a universidades y todo tipo de instituciones, aún atrapadas en dicha falacia en el día de hoy.
Que no es ni tesis ni siquiera candidata ciencia demostrativa, sino absurda imaginación insensata concesión a la falsa diosa casualidad y al transcurso de miles de millones de años inexistentes.

Es decir dándole también intervención al dios Cronos; pues el sol tiene una medida pues limitada de combustible finita y tendría que haber sido mucho más gigante su tamaño para durar tanto tiempo. Pues se está consumiendo a sí mismo constantemente en una forma asombrosa no pudiendo permitir a la tierra a su fertilidad si fuera así por su tamaño y por su proximidad; y la habría calcinado.

La prueba científica de la luna

Añade una simple prueba muy tangible entre muchísimas disponibles en la ciencia verdadera, qué es el polvo que hallaron en la luna al pisarlo los astronautas. Que tenía una capa de pocos centímetros y esperaban que fuera de muchos metros por la acumulación estelar. Ese polvo estelar, que tendría que haberse acumulado durante tantos miles de millones de años.

Esperaban metros y cuando piso fue casi como el polvo de una alfombra. Mas no dijeron nada, ni han dicho por qué.
Pues muy sencillo, porque no existen esos miles de millones de años. Así dice la verdad del creador en Génesis 2:15 al 17

15 Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase. 16 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; 17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.

La ciencia humana no lo puede explicar

Aquí está la declaración real del porqué de la vida y de la muerte; que la ciencia humana no puede explicar esa realidad por su soberbia que la ciega.
Una de las profecías del fin del tiempo; el fin del tiempo de la maldad en el mundo; está cumpliéndose a gran velocidad y está escrita en Daniel 12:4

Pero tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia se aumentará.

Es cierto que cada día se descubren varias novedades y científicas que abren nuevos misterios. Sin embargo, producen insatisfacción continua de los cabezones homo sapiens, orangutanes humanos, que trepan y saltan por las ramas del árbol maligno, tristemente. Más que la inmensa mayoría de los descubrimientos que hacen son consagrados al dios principal del nuevo orden mundial que es el Mamón, y no tienen escrúpulos de manipularlos con dichos fines lucrativos, como hacen con los alimentos transgénicos.

Que elimina las semillas de sus frutos cosechados para que nadie pueda usarlos como siembra y tengan todos los agricultores que depender de la madre mamona para hacerlo. Ofendiendo, además, al creador y perjudicando a quienes los consumen, conforme lo advierte Génesis 1:29

29 Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer.

La maldad en la ciencia humana

El descubrimiento del diseño genético de las especies vivientes, e incluido el del ser humano que debería ser un rotundo amén a la necesidad de que exista un diseñador divino y genial, está conduciendo a las fecundaciones in vitro para engendrar bebés a la carta.

Aunque produzcan daños colaterales de la destrucción de multitud de óvulos fecundados, que son ya seres humanos únicos, además de hacerlo con los congelados que se acumulan y son destruidos para reducir gastos innecesarios.
Queriendo dar fertilidad producen crímenes, esta es la ciencia que se desarrolla hoy. Mayor aberración científica es castrar a varones con la transexualidad, para hacerles ilusoriamente hembras o viceversa. Siempre dando culto a la transgresión diabólica.

Desde que la ejecución de los condenados a muerte dejó la horca, la guillotina, el fusilamiento, la silla eléctrica o el garrote vil; que fueron los instrumentos más universalizados. Se implantó la inyección letal, que con la ciencia de la muerte ha pasado a ser usada en los suicidios tutelados y publicitados como muertes dulces; para inducir a los enfermos crónicos y especialmente a los terminales. A todos los que sea posible, a los que lo soliciten.

Y así se ha inventado la pastilla letal que satisface el suicidio muy rápidamente y con sencilla pero máxima asepsia.

¿Podríamos llegar pronto al suicidio obligatorio por la ley?

Con el problema tan grave del incremento de ancianos y del aumento de su longevidad produciendo gastos de pensiones y sanitarios gigantescos; ¿Qué impedirá a los gobernantes sin escrúpulos para que lo sentencien por real decreto?

La ciencia y los illuminati

Hace unos 25 años Bill Gates dijo: “en el año 2000 todos me veréis”, lo escribió, lo publicó en las portadas de los principales periódicos del mundo.

No se cumplió, porque él no es el capo del nuevo orden mundial. Aunque sí uno de sus apóstoles Illuminati principales. Pero no le dejaron que se adelantara con la revelación del holograma saliente de las pantallas de televisión, como si fuera un fantasma. Que será la manifestación mundial de la imagen, la imagen profetizada de la última bestia, el último anticristo, que deberán adorar a todos los marcados con el 666.

Éste número será un implante del bio chip personal y único con el adn irrepetible, para dar medicina personalizada; que atractivo tan grande. O producir muerte súbita en caso de que haya que realizar una ejecución disciplinaria y todo eso desde el control central de la gran bestia computadora.

Además controlar totalmente el dinero y los impuestos, ahorrar en los cambios de divisas y de emisiones de moneda tangible, metálica o de papel, pues habrá una única moneda mundial.
Así lograrán también impedir tráfico de drogas o de cualquier tipo; porque no va a haber dinero para pagar, así como también reducir considerablemente los robos.

La ciencia malvada en 2022

Qué atractivo más grande van a manifestar con la implantación del número 666. La mayoría de los seres humanos que no tengan revelación clara y que estén también quebrantados, hartos de los desastres, terremotos y de las guerras, aceptarán a ese pacificador y el prosperador anticristo siendo engañados.
Cuando George Bush dijo ya tenemos el ojo de dios para constatar el control satelital sobre todo el mundo con altísima definición que puede distinguir claramente a cada ser humano donde quiera que esté.

No dijo que estos súper ojos estuvieran armados con rayos láser como se denunció una confrontación crónica entre usa EE.UU. y Rusia que siempre se llamó guerra fría pero que de vez en cuando se calienta como en la actualidad.
Y que planteó liberar al mundo de la guerra entre ellos terrenal para hacerla de una manera galáctica pero claro ahí están siguen armados con láser pueden proyectar ese agudo bisturí y luminoso y fulminar a quien quieran.

Los bio robots que ya están siendo perfeccionados y los implantes cerebrales con chips potenciadores son ya una puerta multidireccional de la ciencia tecnológica actual.

La verdadera ciencia

Pero la verdadera ciencia es de Dios y dada por amor y para bienestar de sus amados como leemos el Salmo 94:10

El que castiga a las naciones, ¿no reprenderá?
¿No sabrá el que enseña al hombre la ciencia?

Todos los descubrimientos científicos benefactores de la historia han sido revelaciones regaladas por Dios y el sorprenderá al mundo en estos tiempos finales con sobrenaturales secretos revelados a sus ungidos como leemos en Proverbios 22:12

Los ojos de Jehová velan por la ciencia;
Mas él trastorna las cosas de los prevaricadores.

Por tanto guardémonos de los falsos científicos que desearan subyugarnos con sus fármacos como avisa Proverbios 14:7 y 8

7 Vete de delante del hombre necio,
Porque en él no hallarás labios de ciencia.
8 La ciencia del prudente está en entender su camino;
Mas la indiscreción de los necios es engaño.

Entre los dones del Espíritu Santo absolutamente sobrenaturales, divinos está el de la verdadera ciencia que revela todo lo oculto, lo que Dios ha ocultado, lo que oculta el maligno y lo que los hombres ocultamos. Todo sale la luz a través de ese don sobrenatural de ciencia, como así nos lo dice ese don en 1ª de Corintios 12:8


8 Porque a este es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu;

Sólo quienes son humildes y obedientes al señor recibirán la maravillosa ciencia del Sabbat Shalom, el total descanso en la paz Dios.
Esa es la perfecta ciencia estar feliz descansando en medio de todas las tormentas, en medio de todos los terrores y desastres del mundo, descansando en la paz de Dios en los brazos del Padre, en la roca eterna.
Ese total descanso nos lo avisa Isaías 28:9-12

9 ¿A quién se enseñará ciencia, o a quién se hará entender doctrina? ¿A los destetados?, ¿a los arrancados de los pechos? 10 Porque mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea, un poquito allí, otro poquito allá; 11 porque en lengua de tartamudos, y en extraña lengua hablará a este pueblo, 12 a los cuales él dijo: Este es el reposo; dad reposo al cansado; y este es el refrigerio; mas no quisieron oír.

Es verdaderamente triste que la mayoría de los seres humanos ante tal ofrecimiento de Dios escoge vivir en medio del fango de este mundo y rechaza este santo reposo, esta felicidad, esta estabilidad, está seguridad total en la paz de Dios o en Cristo Jesús.

¿Queremos ser guiados por pastores ungidos del señor con sus revelaciones para que no caigamos las trampas de la falsa ciencia? Pues esta es la condición que nos pone Jeremías 3:14-15

14 Convertíos, hijos rebeldes, dice Jehová, porque yo soy vuestro esposo; y os tomaré uno de cada ciudad, y dos de cada familia, y os introduciré en Sion; 15 y os daré pastores según mi corazón, que os apacienten con ciencia y con inteligencia.

Por tanto hagamos un llamado con toques de trompeta estridente a todos los que quieran oír diciéndoles salir de la farmacopea y al quimia moderna para que seáis librados de su letalidad; física y espiritual y amparados con la verdadera ciencia de Dios, el omnisciente.

About The Author

Quizás te puede interesar estos videos