La importancia del perdón

Hay estorbos que impiden nuestro crecimiento, uno de ellos es la falta del perdón.

La vida es una escuela de humildad y cada día debemos aprender a perdonar y a ser perdonados. Qué hermoso es perdonar pero esto es imposible, si no tenemos humildad.

Miqueas 7 : 14 – 17 

14 Apacienta tu pueblo con tu cayado, el rebaño de tu heredad, que mora solo en la montaña, en medio del Carmelo: pazcan en Basán y Galaad, como en el tiempo pasado. 15 Yo les mostraré maravillas como el día que saliste de Egipto. 16 Las gentes verán, y se avergonzarán de todas sus valentías; pondrán la mano sobre su boca, ensordecerán sus oídos. 17 Lamerán el polvo como la culebra; como las serpientes de la tierra, temblarán en sus encierros: despavorirse han de Jehová nuestro Dios, y temerán de ti.
Hoy es lo que estoy haciendo apacentaros con el cayado, y tú en tu casa apacienta a tu familia con tu cayado y con la vara. Esta es una palabra profética para este mundo, la vergüenza viene al mundo por su maldad, pondrán su mano sobre su boca por la sorpresa de lo que Dios va a manifestar. Los poderosos serán encerrados en cárceles, juzgados ya lo estamos viendo pero lo veremos cada vez más, ante el juicio de Dios van a temer ante él y van a respetar a los siervos de Dios, porque Dios va a levantar hombres ungidos que van a ser respetados y consultados, Sadracs, Danieles, Josés, etc…El mundo va a ser puesto con Dios o contra Dios, y viene una gran cosecha a este mundo.

Miqueas 7 : 18 – 20 

18¿Qué Dios como tú, que perdona la maldad, y olvida el pecado del remanente de su heredad? No retuvo para siempre su enojo, porque se deleita en misericordia. 19El volverá a tener misericordia de nosotros; sepultará nuestras iniquidades, y echará en lo profundo del mar todos nuestros pecados. 20Cumplirás la verdad a Jacob, y a Abraham la misericordia, que juraste a nuestros padres desde tiempos antiguos.
Dios perdona y olvida, el perdón es inagotable, se deleita en misericordia. Así debemos actuar nosotros. Al final perdonará y levantará a Israel.

Jeremías 33 : 6 – 9 

6He aquí que yo les traeré sanidad y medicina; y los curaré, y les revelaré abundancia de paz y de verdad. 7Y haré volver los cautivos de Judá y los cautivos de Israel, y los restableceré como al principio. 8Y los limpiaré de toda su maldad con que pecaron contra mí; y perdonaré todos sus pecados con que contra mí pecaron, y con que contra mí se rebelaron. 9Y me será a mí por nombre de gozo, de alabanza y de gloria, entre todas las naciones de la tierra, que habrán oído todo el bien que yo les hago; y temerán y temblarán de todo el bien y de toda la paz que yo les haré.
Significa también que traerá la oveja perdida, y perdonará todos sus pecados, y siempre la promesa de paz y de bendición para Israel, será puesta por alabanza en la tierra.

Malaquías 3 : 17 

17 Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día en que yo actúe; y los perdonaré, como el hombre que perdona a su hijo que le sirve.
Salmo 25 : 11 

11 Por amor de tu nombre, oh Jehová,
Perdonarás también mi pecado, que es grande. Si Dios no perdonase, el paraíso estaría vacío.

Salmo 32 : 1 – 6 

1Bienaventurado aquel cuya transgresión ha sido perdonada, y cubierto su pecado. 2 Bienaventurado el hombre a quien Jehová no culpa de iniquidad, Y en cuyo espíritu no hay engaño. 3 Mientras callé, se envejecieron mis huesos En mi gemir todo el día. 4 Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano; Se volvió mi verdor en sequedades de verano. Selah 5 Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová; Y tú perdonaste la maldad de mi pecado. Selah 6 Por esto orará a ti todo santo en el tiempo en que puedas ser hallado;
Ciertamente en la inundación de muchas aguas no llegarán éstas a él. Es feliz el que ha sido cubierto con la sangre de Cristo, los demonios no le pueden condenar. Jesús en la cruz, dijo: Padre perdónales porque no saben lo que hacen. Es verdad que muchas veces pecamos por ignorancia y muchos cristianos por falta de enseñanza. En la oración del Padre nuestro, pedimos perdón y perdonamos.

Daniel 9 : 9 

9De Jehová nuestro Dios es el tener misericordia y el perdonar, aunque contra él nos hemos rebelado
Yo perdono, es la enseñanza de una nodriza al futuro rey, en la obra de Shakespeare. No hay relación sin perdón.

Mateo 5 : 38 – 48 

38 Oísteis que fue dicho: Ojo por ojo, y diente por diente. 39 Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuélvele también la otra; 40y al que quiera ponerte a pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa; 41 y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos. Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses. 43 Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo,z [y aborrecerás a tu enemigo. 44 Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; 45 para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publicanos? 47 Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles? 48 Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.
La perfección es Amar, porque Dios es amor, y amar es perdonar. La medida de amor que tenemos se manifiesta en la capacidad de perdonar y de sacrificarse por el amado. La mejor venganza del justo es el perdón.

Lucas 6 : 37 

37 No juzguéis, y no seremos juzgados.
1ª Juan 1,9-10 

9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. 10 Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.
Joel 2 : 16-17 

16 Reunid el pueblo, santificad la reunión, juntad los viejos, congregad los niños y los que maman: salga de su cámara el novio, y de su tálamo la novia. 17 Entre la entrada y el altar, lloren los sacerdotes, ministros de Jehová, y digan: Perdona, oh Jehová, a tu pueblo, y no pongas en oprobio tu heredad, para que las gentes se enseñoreen de ella. ¿Por qué han de decir entre los pueblos: Dónde está su Dios? 18 Y Jehová celará su tierra, y perdonará su pueblo.
Colosenses 3 : 12 – 14 

12 Vestíos pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañas de misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de tolerancia; 13 Sufriéndoos los unos á los otros, y perdonándoos los unos á los otros si alguno tuviere queja del otro: de la manera que Crito os perdonó, así también hacedlo vosotros. 14 Y sobre todas estas cosas vestíos de caridad, la cual es el vínculo de la perfección.
Pidamos perdón a Dios aún de los pecados ocultos.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE