La dulce presencia de Dios // Reflexiones Cristianas

El trapiche todo estaba a la vista era amplio sin paredes entraba el sol entraba el aire entraba el aguacero, los chiquitos de los peones por entre yunta de bueyes entraban a buscar dulce y nadie se le decía no.

Lo recuerda como la gloria, la gloria es uno de los nombre que nos referimos al cielo, el cielo se asemeja a la descripción del trapiche adelante todo el mundo, todos tiene en común que llegan al cielo a buscar dulce, la dulce presencia de Dios.

Reflexión por el ministerio “Mensaje a la conciencia”

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE