¿Por qué Dios permite los incendios? // Miguel Díez

¿Se utilizarán la multiplicación de los incendios como justificación del urgente plan ecológico contra el cambio climático?

Sí que la sequía y el aumento de la temperatura del planeta como ciclo temporal ordenado por el creador causarán grandes incendios, pero estando todo bajo el control de Dios será cada vez más terroríficos.

Como castigos divinos repetitivos a lo largo de la historia por causa de la maldad humana igual que Dios hizo con Israel en tiempos de su éxodo guiados por Moisés según dice Números 11 del 1 al 3

1 Aconteció que el pueblo se quejó a oídos de Jehová; y lo oyó Jehová, y ardió su ira, y se encendió en ellos fuego de Jehová, y consumió uno de los extremos del campamento.

2 Entonces el pueblo clamó a Moisés, y Moisés oró a Jehová, y el fuego se extinguió.

3 Y llamó a aquel lugar Tabera,  porque el fuego de Jehová se encendió en ellos.

Bendito resultado al producir en el pueblo de Dios este castigo incendiario, un clamor hacia la misericordia, hacia el trono de la gracia, hacia al altísimo y recibir la respuesta divina de la extinción de este incendio.

Mortífero en aquella ocasión como muchísimas que se han producido, se están produciendo y se van a producir.

¿Qué significa la palabra Tavera?

La palabra Tavera; calcinación, quemazón. Se va a producir cómo denominación, se podrá llamar también a muchos lugares porque sufrirán esta devastación incendiaria como juicio de Dios, así lo advierte el profeta Joel 1: 19 y 20

19 A ti, oh Jehová, clamaré; porque fuego consumió los pastos del desierto, y llama abrasó todos los árboles del campo.

20 Las bestias del campo bramarán también a ti, porque se secaron los arroyos de las aguas, y fuego consumió las praderas del desierto.

Grandes extensiones de bosques y cultivos seguirán siendo calcinados cada año pero alarmantemente en mayor número y con mayores daños.

¿Acaso no lo advierte Salmo 11:6 y 7?

6 Sobre los malos hará llover calamidades; Fuego, azufre y viento abrasador será la porción del cáliz de ellos.

7 Porque Jehová es justo, y ama la justicia; El hombre recto mirará su rostro.

Es que no lo leemos igualmente en el Salmo 21 del 8 al 11

8 Alcanzará tu mano a todos tus enemigos; Tu diestra alcanzará a los que te aborrecen.

9 Los pondrás como horno de fuego en el tiempo de tu ira; Jehová los deshará en su ira,

Y fuego los consumirá.

10 Su fruto destruirás de la tierra, Y su descendencia de entre los hijos de los hombres.

11 Porque intentaron el mal contra ti; Fraguaron maquinaciones, mas no prevalecerán,

Actuar enemigo de Dios e intentar vencerlo, menoscabarlo e intentar impedir sus planes, sus designios es locura y derrota asegurada. Provocación en tentar a Dios y recibir su golpe de vara, su justicia porque Dios es juez.

Como quebrantamiento de los afanes de riquezas y la pérdida de ese respeto a Dios, muchos serán arruinados como lo están siendo siempre a lo largo de la historia, de la noche a la mañana arruinados.

Y se cumplirá en ellos como se ha cumplido tantas veces; Habacuc 1:12 y 13

12 ¡Ay del que edifica la ciudad con sangre, y del que funda una ciudad con iniquidad!

13 ¿No es esto de Jehová de los ejércitos? Los pueblos, pues, trabajarán para el fuego, y las naciones se fatigarán en vano.

El poder del fuego.

El fuego es una fuerza terrible que simboliza la naturaleza de Dios, como lo es también el símbolo de la bola ardiente del sol. Mostrando poder, calor y luz, dados por el creador para bien de la humanidad.

Pero también usada esta arma, esta fuerza con fines purificadores y para castigar a los malvados que persiguen a los justos, a los que quieren testificar que son hijos de Dios y que persisten estos malvados en seguir siéndolo.

Cómo advierte y dice Isaías 66:15 y 16

15 Porque he aquí que Jehová vendrá con fuego, y sus carros como torbellino, para descargar su ira con furor, y su reprensión con llama de fuego.

16 Porque Jehová juzgará con fuego y con su espada a todo hombre; y los muertos de Jehová serán multiplicados.

Considerando que el libro de Isaías es como un cómputo de los 66 libros de la biblia y que su último capítulo el 66 precisamente también por ese número, pues advierte sobre el final de los tiempos más que ningún otro.

Pues aquí vemos lo que hará Dios en este tiempo final devastando para juzgar quebrantar y buscar que los seres humanos se arrepientan, tengan la sabiduría de la methanoia, el verdadero arrepentimiento, cambio de mente, pidan perdón y socorro a Dios y reciba su auxilio.

Así que; ¿Veremos manifestaciones terroríficas como la destrucción de Sodoma y Gomorra? Estoy seguro que así sucederá. Sin duda que los ejércitos satánicos multiplicarán el número de fanáticos pirómanos, para que se contagia este afán, destructor. Lunático.

Van a seguir multiplicando.

Cada año se va multiplicando más, tanto pues lunáticos como terroristas porque descubren que es el método más barato y eficaz para conseguir sus fines. Igual que el sistema de guerra de guerrillas que Chele Vara prácticamente hizo famoso en todo el mundo.

En estos casos lanzando cócteles molotov y utilizando drones incendiarios, haciendo sabotajes de gases y petróleos, sabotajes de todo tipo e incluso domésticos. Es tiempo de exhortar al mundo para que se arrepienta de su maldad.

De todo corazón y con inteligencia de decir; “esto es realmente vergonzoso, no quiero seguir más con esta inmundicia” y que hay una clamorosa petición de perdón a Dios y así puedan recibir su salvación, su auxilio y que se haga conforme a las palabras de Isaías 1:4 al 7 y 16 al 20

4 ¡Oh gente pecadora, pueblo cargado de maldad, generación de malignos, hijos depravados! Dejaron a Jehová, provocaron a ira al Santo de Israel, se volvieron atrás.

5 ¿Por qué querréis ser castigados aún? ¿Todavía os rebelaréis? Toda cabeza está enferma, y todo corazón doliente.

6 Desde la planta del pie hasta la cabeza no hay en él cosa sana, sino herida, hinchazón y podrida llaga; no están curadas, ni vendadas, ni suavizadas con aceite.

7 Vuestra tierra está destruida, vuestras ciudades puestas a fuego, vuestra tierra delante de vosotros comida por extranjeros, y asolada como asolamiento de extraños.

16 Lavaos y limpiaos; quitad la iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos; dejad de hacer lo malo;

17 aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda.

18 Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.

19 Si quisiereis y oyereis, comeréis el bien de la tierra;

20 si no quisiereis y fuereis rebeldes, seréis consumidos a espada; porque la boca de Jehová lo ha dicho.

Pronto vendrá la lluvia tardía.

Ciertamente conforme a la profecía antes del grandísimo avivamiento espiritual que Dios manifestará sobre todo el mundo, llamado la lluvia tardía que vendrá pronto.

El mundo sufrirá el quebrantamiento, avisado en Joel 2:30 al 32

30 Y daré prodigios en el cielo y en la tierra, sangre, y fuego, y columnas de humo.

31 El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de Jehová.

32 Y todo aquel que invocare el nombre de Jehová será salvo; porque en el monte de Sion y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho Jehová, y entre el remanente al cual él habrá llamado.

Por la gracia del señor he podido escribir un libro testimonial de los muchos tizones arrebatados del infierno; como yo también lo fui,  personas completamente siendo carbonizadas por el pecado, por el maligno, por la droga, el alcohol por todo tipo de maldades y el fuego de Moloch, incendiando vidas y familias.

He escrito este libro “Tizones arrebatados del incendio” pues dando testimonio de cuantos han sido sacados de ese fuego del Moloch para ser siervos de Dios y nuevas criaturas en Cristo Jesús.

Como también un bendito misionero me saco también a mí de ese incendio diabólico. Así hemos de intensificar lo que dice Judas 1:20 a 23

20 Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo,

21 conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna.

22 A algunos que dudan, convencedlos.

23 A otros salvad, arrebatándolos del fuego; y de otros tened misericordia con temor, aborreciendo aun la ropa contaminada por su carne.

Pueden ser bomberos de Dios para apagar esos fuegos malvados es maravilloso. Apagar el fuego de los pirómanos, de los que ponen a los cañones en fila y los fusiles en fila y dicen ¡Fuego!

Qué tremendo es ser instrumento de Dios para pacificar y para parar esos fuegos del mal que se están manifestando por toda la tierra y librar a muchos de esos incendiarios o de esos encendidos.

Los que se queman en ese fuego diabólico para que pasen a ser familia eterna de Dios.

Es maravilloso tener ese privilegio y antes de que sean destruidos muchos de estos seres humanos que están en esos fuegos malignos de las guerras, las drogas, las piromanías etcétera.

Seguro que cada uno de nosotros tenemos asignado un buen número de almas para rescatar y en el poder del Espíritu Santo, porque Jesús no quiere creyentes sino discípulos que le sigan y sean hechos pescadores de almas rescatadores.

About The Author

Quizás te puede interesar estos videos