Con gotitas de amor……. márchate temor

La Palabra de Dios dice en Prov. 19:23

“el temor de Jehová es para vida, y con Él vivirá lleno de reposo el hombre; no será visitado del mal.”

Si Dios me dice eso en su Palabra ¿por qué entonces yo me lleno de temores tantas veces? ¿por que siento en mi estómago un vacío cuando tengo que salir a la calle? En mi vieja vida hice bastante daño, así que todo lo que sembré me pasó factura y trajo consecuencias terribles; una de ellas fue la amenaza de quitarme la vida, y eso me llevó a huir y en esa huida conocí al Señor, pero seguía sintiendo un temor paralizante, día tras día. Cada vez que salía de casa, sentía que alguien venía por detrás, era tan real… el temor me acobardaba y antes de salir de casa oraba intensamente.

Un día en la mañana, Dios me hizo ver que su amor me había hecho libre de mi pasado, y que el no quería para mi el vivir en esa angustia, en esa intranquilidad, en ansiedad, y vino a mí este versículo “el temor de Jehová es para vida”, (y yo me estaba muriendo en vida) y con Él vivirá lleno de reposo el hombre” (y yo no tenia ningún reposo) “ no será visitado del mal” (y yo temía cualquier daño; eso me hizo reaccionar y empecé a confesar cada día que Dios era mi Protector. Dios no quiere que seamos dominados por los temores porque Él nos dice: en el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo, de donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor. Gracias te doy Padre por tu amor perfecto que ha echado de mi vida el temor; tú me has perfeccionado en tu amor y no quieres que viva dominada por los temores, me has hecho libre y me has dado autoridad para decir sin miedo y con certeza: ¡márchate temor!

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE