LA TRATA

Por qué existe la trata, quiénes promueven este delito que cada vez crece más en nuestro país y en el mundo. Por qué existen tantas mujeres, niños, hombres esclavizados; tanta gente que no puede decidir por si misma, sometidas y maltratadas por aquellos que por dinero son capaces de hacer cualquier cosa.

Estas son algunas de las preguntas que surgen a raíz de esta problemática. pero hay una pregunta más aterradora aun ¿Por que la sociedad lo permite??

SIN CLIENTES NO HAY PROSTITUCIÓN, Y SIN PROSTITUCIÓN NO HAY TRATA.

Qué hay detrás de cada mujer en un prostíbulo, de cada joven y de cada niño?

La idea de consumir sexo por dinero es algo normal para muchos, en una fiesta, en un encuentro de amigos o como un pequeño desliz…total ¿qué tiene de malo no? un momento de placer y listo.

¿Qué tiene de malo?… ¡Miles y miles de mujeres, niños y niñas son victimas de trata con fines de explotación sexual! Personas que son esclavizadas para que el sexo este al servicio del cliente. Personas disponibles para ser consumidas como “cosas”.

Después, cuando miramos las noticias nos espantamos de las cosas que pasan, nos aterra ver la cantidad de casos de chicas y niños desaparecidos. nos indignamos frente a los jueces, políticos y policías que resultan cómplices de las mafias que engañan, secuestran, golpean, torturan,  violan, venden, explotan y someten a mujeres, niñas y niños. Nos aterra la sola idea de pensar que una de esas chicas o niños podrían ser nuestros familiares.

¿Qué debemos cambiar en la sociedad para que ese hombre, el mismo que se espanta ante los hechos de trata, deje de pagar por sexo?

Seguramente hay un camino hacia el cambio, debe haber un camino que como sociedad podamos transitar para que esa conducta en el hombre cambie. Un camino para que no existan mas mujeres que obligadas o voluntariamente ofrezcan sexo por dinero, y principalmente para que no hayan mas personas que lo consuman. Debemos entre todos reconstruir ciertas pautas culturales que avalan esta evidente violación a los derechos humanos

La leyes pueden servir para detener este delito, las campañas en contra de la trata puede ser para estar atentos y saber que cualquier chica, mujer, niño o niña puede ser engañad@.

Pero si los consumidores no se asumen ni remotamente como la pieza clave de una maquinaria perversa y cruel que viola derechos y destruye familias, que acaba con muchas vidas y degrada tantas otras,  que reproduce violencia y convierte algo tan natural y lleno de vida como lo es el sexo en mercadería manchada de sangre y muerte, es imposible que algo cambie.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE